martes, 5 de junio de 2018

Cómo bajar la frecuencia cardiaca. Frecuencia cardiaca alta y longevidad.


Como bajar la frecuencia cardiaca en reposo.Frecuencia cardiaca alta y longevidad

¿Sabías que tener una frecuencia cardíaca alta se relaciona con una menor esperanza de vida?
En este artículo te cuento por qué la frecuencia cardiaca alta se relaciona con una menor longevidad y te explico cómo bajar la frecuencia cardiaca en reposo.
Si lo prefieres puedes ver la entrada en el vídeo de abajo.



La frecuencia cardiaca se define como el número de veces que late el corazón por minuto y es considerada un indicador importante de longevidad.
Un creciente cuerpo de investigación científica y evidencia observacional indica que la frecuencia cardíaca en reposo está inversamente relacionada con la esperanza de vida, es decir, a mayor frecuencia cardíaca en reposo menor esperanza de vida. (1, 2, 3, 4)

Esto se observa bien en todas las especies animales, se ha visto que los animales longevos tienen una frecuencia cardiaca baja, en cambio, los animales que viven menos presentan una frecuencia cardiaca alta. (1, 2)
Por ejemplo, el ratón que tiene una frecuencia cardiaca alrededor de 500 – 600 latidos por minuto, normalmente vive menos de dos años, en cambio una tortuga que tiene una frecuencia cardiaca mucho más baja es mucho más longeva.
En la especia humana también parece existir una relación entre la frecuencia cardiaca y la esperanza de vida.
Un estudio que siguió a 515.303 hombres y mujeres durante 8 años encontró que las personas que tenían una frecuencia cardiaca alta en reposo de entre 80 a 99 latidos por minuto tenían un 40% menos de esperanza de vida que aquellos con una deseable frecuencia cardiaca de entre 60 a 69 latidos por minuto. (5)
Según otra investigación que combinó los datos individuales de 112. 680 personas en 12 estudios de cohortes cada aumento de diez latidos por minuto de la frecuencia cardiaca se asocia con un aumento del 10 al 20% en el riesgo de muerte prematura. (6)
Una de las razones por las que la frecuencia cardiaca alta parece reducir la esperanza de vida es porque una frecuencia cardiaca alta es un factor de riesgo de aterosclerosis coronaria ya que una frecuencia cardiaca alta puede romper alguna de las fibras elásticas de la pared arterial causando que nuestras arterias se vuelvan rígidas. (7)
Otra de las razones por las que la frecuencia cardiaca alta disminuye la esperanza de vida parece ser debido a que se asocia a una tasa metabólica basal más alta, y una tasa metabólica basal más alta hace que se produzcan más especies reactivas de oxígeno que producen mayor daño oxidativo lo que traería como consecuencia una menor longevidad. (2, 8)
La buena noticia es que la frecuencia cardiaca en reposo es un factor modificable.
¿Cómo disminuir la frecuencia cardíaca en reposo?

Hacer ejercicio físico puede hacer que disminuya tu frecuencia cardíaca, esto se debe en parte a que en respuesta al ejercicio físico tu corazón se vuelve más eficiente bombeando sangre y como resultado no tiene que latir tantas veces por minuto para suministrar oxígeno a los tejidos.
Un estudio en el que participaron adultos jóvenes y sedentarios a los que se les hizo hacer un entrenamiento aeróbico durante 12 semanas obtuvo como resultado una disminución de la frecuencia cardiaca de 3,49 latidos por minuto. (9)
Además, el ejercicio físico mitiga el riesgo de tener una frecuencia cardiaca más alta. Según un estudio las personas que eran físicamente activas su esperanza de vida aumentaba en algo más de 5 años compensando así el riesgo de tener una frecuencia cardiaca más alta en reposo. (5)
Come legumbres.
Comer legumbres diariamente parece reducir también la frecuencia cardiaca en reposo.
Un ensayo controlado aleatorizado en el que participaron 121 personas obtuvo como resultado que las personas que comían una taza de legumbres al día tenían una disminución de la frecuencia cardiaca de 3,4 latidos por minuto al cabo de 12 semanas. (10)
Así que ya sabes.
Si quieres disminuir tu frecuencia cardíaca en reposo de una manera natural haz algo de ejercicio cada día y come legumbres.
Si te ha gustado este artículo puedes leer también el artículo ¿Por qué es bueno comer legumbres?
Si te interesa aprender a comer sano puedes hacer el curso gratuito Empezar a comer sano es fácil.
Por una vida de equilibrio.
Imagen cortesía de F1Digitals / pixabay.com/es
Referencias:
1 Rest heart rate and life expectancy. Levine HJ. J Am Coll Cardiol. 1997 Oct;30(4):1104-6.
2 Heart rate, lifespan, and mortality risk. Gus Q. Zhang, Weiguo Zhang. Volume 8, Issue 1, January 2009, Pages 52-60.
3 Resting heart rate: A modifiable prognostic indicator of cardiovascular risk and outcomes? J Malcolm Arnold, David H Fitchett, et al.  Can J Cardiol. 2008 May; 24(Suppl A): 3A–8A.
4 Elevated resting heart rate is an independent risk factor for cardiovascular disease in healthy men and women. Cooney MTVartiainen ELaatikainen TJuolevi ADudina AGraham IM. Am Heart J. 2010 Apr;159(4):612-619.e3.
5 Mortality Rises With High-Normal Heart Rate, but Exercise Limits Effect. Medscape.
6 Elevated resting heart rate, physical fitness and all-cause mortality: a 16-year follow-up in the Copenhagen Male Study. Jensen MTSuadicani PHein HOGyntelberg F. Heart 2013 Jun;99(12):882-7.
7 Increased resting heart rate and greater progression of subclinical coronary atherosclerosis: another bad fact about fast hearts? Commentary on the study of Rubin et al. Atherosclerosis. 2012 Jan;220(1):36-7
8 Life and death: metabolic rate, membrane composition, and life span of animals. Hulbert AJPamplona RBuffenstein RButtemer WA.  Physiol Rev. 2007 Oct;87(4):1175-213.
9 The effect of aerobic training and cardiac autonomic regulation in young adults. Sloan RPShapiro PADeMeersman REBagiella EBrondolo ENMcKinley PSSlavov IFang YMyers MM. Am J Public Health. 2009 May;99(5):921-8.
10 Effect of legumes as part of a low glycemic index diet on glycemic control and cardiovascular risk factors in type 2 diabetes mellitus: a randomized controlled trial. Jenkins DJ Kendall CWAugustin LSMitchell SSahye-Pudaruth SBlanco Mejia SChiavaroli LMirrahimi AIreland CBashyam BVidgen Ede Souza RJSievenpiper JLCoveney JLeiter LAJosse RG. Arch Intern Med. 2012 Nov 26;172(21):1653-60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario