miércoles, 23 de abril de 2014

Propiedades del tofu y receta con tofu rica rica

  


El tofu es un alimento de consumo habitual en el entorno vegetariano por ser una buena fuente de proteínas de origen vegetal, aunque cada vez va siendo más conocido por la población en general.

Si no te gusta la carne, no quieres consumir alimentos de origen animal, o simplemente te apetece experimentar con alimentos nuevos y saludables y aún no lo has probado, el tofu es una excelente opción.



El tofu es un alimento derivado de la soja, se prepara a partir de leche de soja caliente al que se le añade un coagulante que lo divide en requesón y suero. El requesón es prensado en bloques que adquieren un aspecto parecido al queso fresco, aunque su sabor es diferente.

El tofu tiene un alto contenido en proteínas de gran calidad ya que aporta los aminoácidos esenciales que necesitamos, aunque su contenido en aminoácidos azufrados como la meteonina es bajo, al igual que en el resto de las legumbres, por eso muchos vegetarianos complementan su consumo ingiriendo cereales, ya que los cereales son pobres en lisina la cual abunda en las legumbres, pero ricos en meteonina, por lo que su combinación genera un aporte proteico completo.

El tofu es una fuente de proteína vegetal de alta calidad

La soja al igual que el resto de las legumbres, tiene algunas sustancias que pueden interferir en la absorción proteica por parte de nuestro organismo, esto se resuelve con el tratamiento térmico que se realiza en la elaboración del tofu, ya que mejora la absorción de dichas proteínas al inactivar gran parte de esos inhibidores.

El tofu contiene elevados niveles de un estrógeno vegetal llamado daidzeína. La daidzeína parece ayudar a prevenir el cáncer de mama. El tofu junto con la daidzeína, también tiene otros compuestos como el fitoestrógeno genesteína y el HEMF de los que se piensa tienen propiedades anticancerígenas.

Esto podría explicar por qué los japoneses que son grandes consumidores de productos derivados de la soja padecen muchos menos casos de cáncer de mama y de próstata que otras poblaciones como la norteamericana. Si te interesa, aquí aquí y aquí puedes ver algunas referencias que apuntan a que el consumo de productos derivados de la soja podrían ofrecer cierta protección frente al cáncer. 

El tofu puede ejercer un efecto protector frente a determinados tipos de cáncer

El tofu también es rico en calcio, unos 120 miligramos por 100 gramos y en hierro, unos 8 miligramos por 100 gramos, es bajo en calorías, lo que lo convierte en un alimento adecuado tanto en una alimentación sana y equilibrada como para la pérdida de peso. 


Su composición calórica varía según la forma de elaboración, cuanto más porcentaje de agua tenga será menos duro y menos calórico, de manera general y aproximada tiene unas 90 Kcal por 100 gramos, además existen en el mercado versiones bajas en calorías que aún pueden tener menos calorías. Es bajo en hidratos de carbono, unos 2 gramos por cada 100 gramos, en cuanto a grasas, aporta unos 5 gramos por 100 gramos, de las cuales tan sólo 1 gramo aproximadamente son saturadas. Está libre de colesterol y su consumo además ayuda a reducir los niveles de colesterol en el organismo.

El tofu es bajo en calorías

Si te preocupa el consumo de soja transgénica, en España existe la obligación de indicar en la etiqueta si la soja proviene o no de cultivo transgénico. Si quieres evitarlos fíjate en la etiqueta para asegurarte, también tienes la opción de consumir productos con sello ecológico cuya legislación prohíbe el uso de transgénicos.

El tofu es un alimento de fácil digestión, tiene un sabor neutro lo que da mucho juego en la cocina porque combina bien con todo tipo de sabores por lo que con él se pueden preparar una gran variedad de comidas.

Una receta que puedes preparar es tofu a la plancha con tomates cherry, rúcula, almendras, semillas de sésamo y pimentón. Yo la tomo en alguna ocasión y al menos a mí me gusta mucho. Pruébala y ya me contarás qué te parece.

Parte dos trozos de tofu de unos 50 gramos cada uno, de manera que queden dos lonchas ni demasiado finas ni excesivamente gruesas. Pon las lonchas en una plancha o sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva, más o menos la cantidad de una cucharada de café, añade un poco de pimentón picante al tofu por ambos lados, si no te gusta el picante puedes hacerlo con pimentón dulce, y dejas que el tofu se dore por ambas caras. Esto hace que quede ligeramente crujiente y adquiera muy buen sabor.


Después, salteas unos 100 gramos de tomates cherry, aunque también sirven de otro tipo.

Añade al salteado unos 20 gramos de almendras troceadas, unas 10 almendras equivalen a unos 20 gramos


Y un poco de rúcula. Añade sal al gusto.


Cuando esté hecho, colocas en un plato los filetes de tofu y encima montas los tomates, junto con las almendras y la rúcula. Por encima añade un poco de sésamo tostado, como una cucharadita pequeña. 


El sésamo lo pongo al final después de haber ya salteado porque el que yo he usado viene ya tostado, si lo pones sin tostar, puedes añadirlo al salteado para que se tueste ligeramente, ya que, al menos para mi gusto, le un sabor muy rico.


La receta tiene unas 295 Kcal, ya ves que no es mucho, por lo que es un plato saludable y adecuado si estás intentando adelgazar. Si quieres que sea algo más calórico, puedes jugar con las cantidades añadiéndole más.

Puedes ver un resumen del artículo en el siguiente vídeo


Espero que te guste y disfrutes con la receta.

Por una vida de equilibrio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario