viernes, 6 de junio de 2014

Para adelgazar elige bien el tamaño del plato.

Si quieres adelgazar, algo que debes tener siempre presente es el tamaño del plato que usas para comer.


Cantidad de comida que ingieres
Aunque te parezca extraño, la cantidad de comida que ingieres no sólo depende del hambre que tengas en ese momento o de lo que te guste esa comida. También depende de otros factores como el tamaño del plato.

Puede que no le des importancia, pero el tamaño del plato que eliges para comer, influye en la cantidad total de alimentos que ingieres, y en consecuencia en las calorías finales que consumes.

¿Por qué es tan importante el tamaño del plato elegido?

Porque el tamaño del plato distorsiona la cantidad de comida que ingieres. 

Si pones la misma cantidad de comida en dos platos de diferente tamaño, parece que hay más cantidad de comida en el plato de menor tamaño y menos cantidad de comida en el plato de mayor tamaño.

Esto se debe a nuestro sistema de percepción visual. Seguro que en más de una ocasión te han mostrado alguna ilusión óptica en la que tu cerebro percibe algo diferente a lo que en realidad es.

El hecho de que te parezca que hay mayor cantidad de comida en un plato que en otro, cuando en realidad hay la misma, se basa en la ilusión óptica de Delboeuf, en la que se muestran dos figuras con un círculo central del mismo tamaño en ambas figuras, rodeado de otro círculo de diferente tamaño en cada figura. 


Tamaño del plato


El círculo central parece más grande cuando el círculo que lo rodea es más pequeño (figura de la derecha), y más pequeño, cuando el círculo que rodea al central es más grande (figura de la izquierda).

Imagina que el círculo central es comida, por ejemplo una tortilla. La tortilla te parecerá más grande cuando está delimitada por un referente pequeño, en este caso un plato pequeño que cuando lo está por un plato más grande.  Cuando en realidad hay la misma cantidad de comida en ambos platos. 

¿Qué sueles hacer cuando te pones comida en el plato?

Lo normal es que llenes el plato con lo que te parece una ración adecuada. Y la ración que parece adecuada dado que nuestro sistema de percepción se distorsiona con el tamaño del plato, tiende a ser mayor cuando el plato es más grande.

¿Qué es frecuente que hagas con la comida que te has servido en el plato?

Lo más frecuente es que te la comas toda, sin dejar nada en el plato,  no es habitual que pares de vez en cuando para comprobar si te has saciado. Lo ideal sería que dejaras de comer cuando has consumido lo suficiente para satisfacer tus necesidades energéticas y parar cuando ya no tienes hambre, pero esto no siempre ocurre así, al menos no en todas las personas.

Esto en parte tiene su lógica. Nuestros antepasados evolucionaron en un entorno en el que la comida era escasa, por eso llevamos inscrito en los genes el comer tanto como podamos cuando haya disponibilidad de comida y así acumular reservas energéticas, esto permitió sobrevivir a nuestros antepasados en los periodos en los que los alimentos no abundaban. 
Pero este mecanismo que nos permitió sobrevivir en tiempos pasados, en la época actual en la que no suele haber escasez de alimentos, sino todo lo contrario, favorece que engordemos. Y si de manera habitual tiendes a servirte más comida de la que necesitas y a comértela toda, acabarás ganando peso.



Entonces, ¿Debes servirte comida en un plato pequeño?

Tampoco. El tamaño más adecuado para servirte comida no es un plato pequeño sino un plato mediano. 




Adelgazar tamaño del plato

Se puede comer en torno a un 20% de más o de menos según el tamaño del plato sin tener conciencia de ello. Pero si sobrepasamos ese límite, en torno a un 25 %, se nota que se ha comido demasiada cantidad, o demasiado poco.

Por eso, si usas platos pequeños para servirte, notarás que has comido muy poco, te quedarás con hambre y te acabarás sirviendo más, y aunque la cantidad que te pongas sea pequeña, acabarás comiendo más que si te sirves una sola vez.

En el supuesto caso que seas capaz de no servirte una segunda ración, ese hambre que vas arrastrando hará que comas con más ansiedad en la siguiente comida, por lo que de un modo u otro, acabarás comiendo más.

Ahora que ya sabes cuál es el tamaño adecuado del plato para comer, el próximo día te contaré qué debe llevar ese plato para que sea saludable.

Puedes ver un resumen del artículo en el siguiente vídeo






Puede que también te interese leer el siguiente artículo con consejos para adelgazar.

Por una vida de equilibrio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario