miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Necesitas adelgazar?



            ¿Sabes si necesitas adelgazar? La percepción que tenemos de nuestro cuerpo tiene cierto componente de subjetividad, es por eso que una persona con un determinado peso puede verse bien y otra con el mismo peso, pensar que necesita adelgazar. Por esa razón es necesario disponer de herramientas que te permitan saber de una manera objetiva, más allá del componente meramente estético e impuesto por las modas,  si realmente necesitas perder peso. Desde el punto de vista médico, de la salud, hay parámetros que pueden ayudarte a determinarlo.

                     Imagen cortesía de stockimages/Freedigitalphotos.net

             Uno de ellos es el  índice de masa corporal (IMC). Es la referencia más representativa a nivel mundial para catalogar el grado de obesidad. Es la relación entre el peso y la altura. Sirve para cuantificar el sobrepeso y la obesidad en adultos con mayor precisión que si sólo se tiene en cuenta el peso. Se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de la altura expresada en metros (kg/m2). Por ejemplo, en una persona que pese 80 kilos y mida 1,62 m, sería 80/(1,62)2=80/2,6244=30,48. En la tabla puedes ver si tu IMC está dentro del rango normal.
                
IMC
Categoría de peso
Menor de 18,5
Peso inferior al normal
Entre 18,5 y 24,9
Peso normal
Entre 25,0 y 29,9
Sobrepeso
Entre 30,0 y 34,9
Obesidad
Entre 35,0 y 39,9
Obesidad mórbida
Mayor de 40
Obesidad supermórbida
  
El índice de masa corporal no siempre indica de forma precisa si una persona tiene sobrepeso, no sirve en personas muy musculadas, ya que el músculo pesa más que la grasa y saldría un IMC alto. Tampoco es válido en niños y en personas mayores de 65 años. En niños el índice de masa corporal se calcula mediante tablas percentiladas, y en el caso de personas mayores de 65 años a menudo es mejor tener un índice entre 25 y 27 en lugar de un índice inferior a 25.

Si no te apetece hacer los cálculos para saber cuál es tu índice de masa corporal,  puedes utilizar el siguiente enlace, en el que, sólo tendrás que introducir tus datos, y la calculadora te dará tu índice de masa corporal.

Otro método sencillo es medir el perímetro de la cintura a nivel del ombligo. No sólo importa la cantidad total de grasa que nos sobra, sino la manera en que ese exceso de grasa se distribuye en nuestro organismo. Todos los estudios coinciden en señalar que el riesgo para la salud es mucho mayor si la acumulación de grasa ocurre en la cintura. La obesidad central es un gran factor de riesgo cardiovascular. Se considera obesidad central cuando el perímetro de la cintura es mayor de 102 cm en el hombre y de 88 cm en la mujer.

                     Imagen cortesía de Ambro/Freedigitalphotos.net

Si necesitas perder peso, calcula tu objetivo de pérdida de peso. La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad aconseja a aquellas personas que quieren adelgazar por motivos de salud, una disminución del peso del 10%. Ya que una pérdida del 10%, reduce las principales complicaciones médicas producidas por el exceso de peso. La reducción del peso es aconsejable realizarla en un periodo de tiempo más o menos largo, unos seis meses. Una vez que hayas conseguido reducir el 10% de tu peso, y tras haberlo mantenido al menos durante seis meses - tiempo necesario para que el cuerpo se adapte al nuevo peso y lo reconozca como propio-, podrás pensar, en una nueva disminución de peso, siempre y cuando lo sigas necesitando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario