miércoles, 7 de junio de 2017

¿La carne roja aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares?

Carne roja y enfermedades cardiovasculares

¿Sabías que el consumo de carne roja aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares?
En este artículo te cuento la relación que existe entre la carne y las enfermedades cardiovasculares como el infarto y los accidentes cerebrovasculares.
Si lo prefieres puedes ver la entrada en el vídeo de abajo


La carne roja y la enfermedad cardiovascular.

Diversos estudios revelan que la ingesta de carne roja se asocia con un riesgo elevado de enfermedad cardiovascular y de muerte cardiovascular. (1- 5)
Los datos combinados del Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de seguimiento de Salud estimaron que el consumo de una porción de carne roja al día aumentaba en un 18% el riesgo de mortalidad cardiovascular y que la sustitución de una porción diaria de carne roja por una porción de frutos secos se asoció con una reducción del 30% en el riesgo de enfermedad cardiovascular. (1- 5)
¿Por qué la carne roja incrementa el riesgo enfermedad cardiovascular?
La carne roja es abundante en carnitina.
La carnitina es un derivado del aminoácido lisina que participa en la producción de energía.
La carnitina es abundante en alimentos de origen animal, especialmente en la carne roja.
El cuerpo humano puede producir toda la carnitina que necesita a partir de los aminoácidos lisina y metionina, no necesitamos consumirla a través de fuentes dietéticas externas.
El problema es que otros animales también producen toda la carnitina que necesitan y cuando los comemos su carnitina es metabolizada y transformada por algunas bacterias de nuestra flora intestinal en una sustancia llamada trimetilamina, que posteriormente es oxidada a óxido de trimetilamina (OTMA).
En un estudio con ratones los científicos descubrieron que la carnitina se metaboliza por las bacterias intestinales produciendo óxido de trimetilamina, en estos ratones se vio que el óxido de trimetilamina promueve el desarrollo de la placa aterosclerótica que contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. (6)
Estudios con humanos descubrieron que unos niveles sanguíneos elevados de óxido de trimetilamina se asocian con una mayor probabilidad de enfermedad cardiovascular o de eventos cardiovasculares como infarto e ictus. (7, 8, 9)
Al suministrar suplementos de carnitina encontraron que los omnívoros producen mucho más óxido de trimetilamina a partir de la carnitina que los vegetarianos y los veganos y se vio también que la flora intestinal de los omnívoros era diferente a la de los vegetarianos y veganos. (7, 8, 9)
Estos estudios sugieren que el consumo habitual de alimentos ricos en carnitina promueve el crecimiento de bacterias intestinales que metabolizan la carnitina en óxido de trimetilamina causante de enfermedades cardiovasculares y que las personas que consumen una dieta más sana rica en alimentos no procesados de origen vegetal tienen una flora intestinal más saludable que apenas produce óxido de trimetilamina y por lo tanto tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
La carne roja es rica en hierro hemo.
El exceso de hierro hemo puede actuar como un pro oxidante contribuyendo al desarrollo de la ateroesclerosis al oxidar el colesterol. (10, 11, 12, 13, 14)
Existe un aumento del 27% en el riesgo de enfermedad coronaria por cada 1 miligramo de hierro hemo que se consume a diario. (13)
También existe un mayor riesgo de accidente cerebro vascular.
Un estudio encontró que la ingesta de hierro hemo de la carne, pero no de hierro no hemo de los alimentos de origen vegetal, se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebro vascular. (15)
La carne roja es rica en grasas saturadas.
El consumo de grasas saturadas eleva de manera significativa los niveles de colesterol malo (LDL). (16)
La relación causal entre el colesterol malo (LDL) y el riesgo de aterosclerosis coronaria está bien establecida. (20)
En un ensayo controlado, 21 vegetarianos estrictos fueron estudiados durante 8 semanas para evaluar si el consumo de carne rica en grasas saturadas elevaba los niveles de colesterol. (17)
En las dos primeras semanas se les dio una dieta control vegetariana, durante las cuatro semanas siguientes se les dio 250 gramos de carne de vacuno al día, y luego, las dos últimas semanas se les dio de nuevo la dieta control vegetariana. (17)
Al final de las cuatro semanas en las que se les dio los 250 gramos de carne al día, su colesterol total había aumentado en un 19 %, su colesterol bueno (HDL) apenas aumentó, perteneciendo el mayor aumento al colesterol malo (LDL).
En las dos semanas siguientes en las que se les sometió de nuevo a una dieta control vegetariana sin carne su colesterol volvió a disminuir a niveles seguros.  (17)
Ensayos clínicos aleatorios muestran que la reducción de grasas saturadas de la dieta no sólo reduce los niveles de colesterol, sino que también reduce de manera significativa la tasa de eventos cardiovasculares. (18)
Para terminar.
En una alimentación saludable no es necesario que consumas carne, pero si te gusta tampoco tienes que eliminarla completamente de tu dieta.
Según la Organización Mundial de la Salud una dieta saludable consiste en una dieta basada en alimentos de origen vegetal sin procesar como frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas con pequeñas cantidades de alimentos de origen animal, este tipo de alimentación previene o retrasa la aparición de muchas enfermedades crónicas como las cardiovasculares que son en parte causadas por una mala alimentación. (19)
Si te ha gustado este artículo puedes leer también Comer sano para ganar salud y perder peso o Dietas para adelgazar ¿Funcionan?
Si quieres aprender a comer sano puedes leer todos los artículos sobre alimentación saludable en la sección Comer sano | Comer saludable.
Por una vida de equilibrio.
 Referencias:
1 Sinha R, Cross AJ, Graubard BI, et al: Meat intake and mortality: a prospective study of over half a million people.Arch Intern Med 2009; 169:562-571.
2 Bernstein AM, Sun Q, Hu FB, et al: Major dietary protein sources and risk of coronary heart disease in women. Circulation 2010; 122:876-883.
3 Pan A, Sun Q, Bernstein AM, et al: Red Meat Consumption and Mortality: Results From 2 Prospective Cohort Studies. Arch Intern Med 2012;172(7):555-563.
4 Ascherio A, Willett WC, Rimm EB, et al: Dietary iron intake and risk of coronary disease among men. Circulation1994; 89:969-974.
5 Larsson SC, Virtamo J, Wolk A: Red meat consumption and risk of stroke in Swedish men. Am J Clin Nutr 2011.
6 Wang Z, Klipfell E, Bennett BJ, et al: Gut flora metabolism of phosphatidylcholine promotes cardiovascular disease. Nature 2011; 472:57-63
7 Woolston C: Red meat + wrong bacteria = bad news for hearts. 2013. Nature. http://www.nature.com/news/red-meat-wrong-bacteria-bad-news-for-hearts-1.12746. Accessed April 12, 2013.
 8 Koeth RA, Wang Z, Levison BS, et al: Intestinal microbiota metabolism of l-carnitine, a nutrient in red meat, promotes atherosclerosis. Nat Med 19 : 5 (2013): 576- 585
9 Tang WH, Hazen SL: Microbiome, trimethylamine N-oxide, and cardiometabolic disease. Transl Res 2017;179:108-115.
10 Marcia C. Oliveira Otto, Alvaro Alonso, et al: Dietary intakes of zinc and heme iron from red meat, but not from other sources, are associated with greater risk of metabolic syndrome and cardiovascular disease.  Journal of Nutrition 2012 .
11 Ahluwalia N, Genoux A, Ferrieres J, et al: Iron status is associated with carotid atherosclerotic plaques in middle-aged adults. Journal of Nutrition. 2010
12 Brewer GJ: Iron and copper toxicity in diseases of aging, particularly atherosclerosis and Alzheimer's disease. Exp Biol Med 2007 Feb; 232(2):323-35.
13 Yang WLi BDong XZhang XQZeng YZhou JLTang YHXu JJ. Is heme iron intake associated with risk of coronary heart disease? A meta-analysis of prospective studies. Eur J Nutr. 2014;53(2):395-400.
14 Hunnicutt J, He KXun P. Dietary iron intake and body iron stores are associated with risk of coronary heart disease in a meta-analysis of prospective cohort studies. J Nutr. 2014 Mar;144(3):359-66. 
15 Kaluza JLarsson SCHakansson NWolk A. Heme iron intake and acute myocardial infarction: a prospective study of men. Int J Cardiol. 2014 Mar 1;172(1):155-60.
16 R. ClarkeC. FrostR. CollinsP. Appleby, and R. Peto. Dietary lipids and blood cholesterol: quantitative meta-analysis of metabolic ward studies. BMJ. 1997 Jan 11; 314(7074): 112–117.
17 Sacks FMDonner ACastelli WPGronemeyer JPletka PMargolius HSLandsberg LKass EH. Effect of ingestion of meat on plasma cholesterol of vegetarians. JAMA. 1981 Aug 7;246(6):640-4.
18 Hooper LSummerbell CDHiggins JPThompson RLClements GCapps NDavey SRiemersma RAEbrahim S. Reduced or modified dietary fat for preventing cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2001;(3):CD002137.
19 World Health Organization, Vitamin and mineral requirements in human nutrition, second Edition, WHO, 2014.

20 Ference BAMahajan N. The role of early LDL lowering to prevent the onset of atherosclerotic disease. Curr Atheroscler Rep. 2013 Apr;15(4):312. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario