lunes, 15 de mayo de 2017

¿Cuál es la alternativa más saludable a la sal?

Alternativa saludable a la sal

¿Buscas una alternativa sana a la sal sin tener que renunciar a dar sabor a tus comidas?
En este artículo te cuento por qué la sal es mala para tu salud y te hablo del miso, un sustituto natural a la sal que además cuida tu salud y tu peso.
Si lo prefieres puedes ver la entrada en el vídeo de abajo



¿Por qué la sal es perjudicial para tu salud?
Un consumo elevado de sal aumenta el riesgo de hipertensión, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares, además una ingesta elevada de sal se relaciona con cáncer de estómago, cálculos renales y pérdida ósea. (1-6)
Disminuir el consumo de sal reduce el riesgo de padecer estas enfermedades. (1-6)
La organización mundial de la salud recomienda no consumir más de 5 gramos de sal al día, sin embargo el consumo medio de sal en España es de 9,8 gramos al día, y se calcula que el 88% de la población consume más sal de la recomendada. (1- 3)
El miso: La alternativa más sana a la sal.
El miso es una pasta fermentada a base de soja que potencia el sabor de las comidas, proporciona el sabor umami que los japoneses llaman exquisito y contribuye a hacer una comida mucho más sabrosa.
El miso se considera un alimento alto en sodio, ya que una cucharadita de miso contiene unos 200- 300 miligramos de sodio.
Sin embargo, las investigaciones han demostrado que a pesar de su alto contenido en sal, también llamada cloruro de sodio, el miso no parece afectar a la salud cardiovascular de la misma manera que otros alimentos altos en sal.
En estudios con animales en los que se compararon los efectos del miso frente a la sal común sobre la presión arterial se descubrió que a pesar de ser ambos alimentos altos en sodio el consumo de sal común en estos animales aumentaba su presión sanguínea, en cambio en los que consumían miso no se observaba un aumento de la presión sanguínea. (7)
Diversos estudios en humanos sobre la ingesta de miso han demostrado que las dietas que contienen miso tienden a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares como la hipertensión, el infarto de miocardio o los accidentes cerebrovasculares a pesar del alto contenido en sal del miso. (8, 9,10)
Esta protección se cree que es debido a la composición única de la proteína de soja con la que está elaborada el miso y a las isoflavonas presentes en el miso que protegen frente a factores de riesgo cardiovasculares. (8, 9, 10)
El consumo de miso tampoco parece aumentar el riesgo de cáncer de estómago asociado con la alta ingesta de sal.
Según varios estudios el consumo de diferentes alimentos ricos en sal se asocia con un riesgo mayor de cáncer de estómago, mientras que el consumo de alimentos elaborados a partir de la soja como el miso, a pesar de ser alto en sal,  se asocia con un riesgo menor de cáncer de estómago. (11, 12)
El miso además de ser una opción saludable a la sal tiene efectos beneficiosos sobre tu salud.
Efectos beneficiosos del miso para tu salud y tu peso.
El miso es rico en genisteína que puede ayudar a prevenir el cáncer en los seres humanos. (13)
El miso es además una buena fuente de probióticos cuya ingestión se asocia con efectos preventivos frente al cáncer de colon y con una reducción de la inflamación crónica que es responsable de muchas enfermedades. (14, 15)
Algunos microorganismos probióticos presentes en alimentos fermentados como el miso pueden ayudar a bajar de peso. (16)
Si quieres saber qué más beneficios aportan a tu salud el consumo de alimentos elaborados a base de soja como el miso o el tofu puedes leer los artículos Salsa de aguacate: Cuida tu salud y te ayuda a adelgazar y Propiedades del tofu y receta con tofu rica rica.
¿Qué miso elegir?
Hay diferentes variedades de miso.
El Hatcho miso, es el que tiene un sabor más intenso y está elaborado sólo a base de soja.
El mugi miso, suele estar compuesto por soja y cebada, es el que suele gustar más por su sabor intermedio, ni demasiado suave, ni demasiado intenso.
El mugi miso es el que yo suelo tomar, por su sabor intermedio va muy bien con una gran variedad de comidas proporcionándolas un sabor delicioso sin necesidad de añadir sal.
El Genmai miso, se prepara a partir de soja y arroz y es el de sabor más suave.
Puedes probar hasta dar con el que más se adapte a tu gusto.
Elige preferentemente miso que no esté pasteurizado ya que la pasteurización destruye los saludables probióticos que contiene el miso.
Si la comida que vas a preparar requiere ser cocinada añade el miso al final cuando hayas terminado, una vez retirado del calor mezcla el miso con el resto de los ingredientes para que se funda el sabor.
No conviene que añadas el miso mientras estás cocinando porque el calor destruye los probióticos que son beneficiosos para tu salud.
Si estás embarazada no consumas alimentos sin pasteurizar.
Si prefieres un sabor más intenso puedes encontrar Hatcho miso no pasteurizado aquí.
Si quieres ver una receta que lleva como ingrediente Mugi miso puedes leer el artículo Salsa de aguacate: Cuida tu salud y te ayuda a adelgazar, es una salsa suave, deliciosa y rápida de preparar, puedes añadirla a tus ensaladas, untarla sobre pan de plátano, o usarla como un ingrediente para una pizza saludable.
Por una vida de equilibrio.
Referencias:
Feng J. He  and Graham A. MacGregor .Salt Intake and Mortality. Am J Hypertens. 2014 Nov; 27(11): 1424. Published online 2014 Sep 25. doi:  10.1093/ajh/hpu095
G MacGregor, HE de Wardener. Commentary: Salt, blood pressure and health. Int J Epidemiol (2002) 31 (2): 320-327.
Wardener HEMacGregor GA. Harmful effects of dietary salt in addition to hypertension. J Hum Hypertens. 2002 Apr;16(4):213-23.
Watanabe HKashimoto NKajimura JKamiya K. A miso (Japanese soybean paste) diet conferred greater protection against hypertension than a sodium chloride diet in Dahl salt-sensitive rats. Hypertens Res. 2006 Sep;29(9):731-8.
 8
Kokubo YIso HIshihara JOkada KInoue MTsugane SJPHC Study Group. Association of dietary intake of soy, beans, and isoflavones with risk of cerebral and myocardial infarctions in Japanese populations: the Japan Public Health Center-based (JPHC) study cohort I. Circulation. 2007 Nov 27;116(22):2553-62. Epub 2007 Nov 19.
Kanda AHoshiyama YKawaguchi T. Association of lifestyle parameters with the prevention of hypertension in elderly Japanese men and women: a four-year follow-up of normotensive subjects. Asia Pac J Public Health. 1999;11(2):77-81.
10 He JGu DWu XChen JDuan XChen JWhelton PK. Effect of soybean protein on blood pressure: a randomized, controlled trial. Ann Intern Med. 2005 Jul 5;143(1):1-9.
11 Ko KPPark SKYang JJMa SHGwack JShin AKim YKang DChang SHShin HRYoo KY. Intake of soy products and other foods and gastric cancer risk: a prospective study. J Epidemiol. 2013 Sep 5;23(5):337-43. Epub 2013 Jun 29.
12 Lanfranco D'EliaGiovanni RossiRenato IppolitoFrancesco P. CappuccioPasquale Strazzullo. Habitual salt intake and risk of gastric cancer: A meta-analysis of prospective studies
13 Fukutake MTakahashi MIshida KKawamura HSugimura TWakabayashi K. Quantification of genistein and genistin in soybeans and soybean products. Food Chem Toxicol. 1996 May;34(5):457-61.
14 Wollowski IRechkemmer GPool-Zobel BL. Protective role of probiotics and prebiotics in colon cancer. Am J Clin Nutr. 2001 Feb;73(2 Suppl):451S-455S.
15 David W. Lescheid. Probiotics as regulators of inflammation: A review
16 Emmanouil Angelakis, Vicky MerhejDidier Raoult. Related actions of probiotics and antibiotics on gut microbiota and weight modification

No hay comentarios:

Publicar un comentario