jueves, 4 de diciembre de 2014

Remedios caseros para la celulitis



Eliminar la celulitis y conseguir unas piernas y glúteos firmes y bonitos es el deseo de muchas mujeres, pero la celulitis parece resistirse a desaparecer.


No es de extrañar que tantas mujeres quieran deshacerse de la celulitis, ya que es un problema muy común que afecta a la gran mayoría de las mujeres adultas y que afea la figura por lo que suele ser causa de gran preocupación.

Si lo prefieres puedes ver la entrada en el vídeo de abajo





¿Qué es la celulitis?

Al contrario de lo que comúnmente suele pensarse, la celulitis no es grasa acumulada en determinadas partes del cuerpo, aunque el exceso de grasa puede agravar el problema.

La celulitis es una alteración del tejido subcutáneo o hipodermis que provoca un relieve irregular en la superficie de la piel en las zonas afectadas, dando ese aspecto de piel de naranja.

La celulitis es producida por diversas causas, entre las cuales figuran la arquitectura del tejido conectivo, el volumen de las células grasas o adipocitos, alteraciones de la microcirculación, la acción de los estrógenos, que son las hormonas femeninas y ciertas características genéticas, por ejemplo, las mujeres adultas blancas de biotipo mediterráneo sufren más la celulitis que las mujeres asiáticas o negras.


Para poder eliminar la celulitis primero hay que entender cómo se produce y qué la causa y para ello conviene echar un vistazo a la estructura de la piel.


De manera muy simplificada, la piel se divide en tres capas: epidermis, dermis e hipodermis también denominado tejido subcutáneo. Por debajo se encuentra el músculo. 





La epidermis es la parte más delgada y externa de la piel y carece de vasos sanguíneos.

Por debajo se encuentra la dermis, es un tejido vascularizado que suministra nutrición a la epidermis y le proporciona soporte, resistencia y elasticidad.

Está formada por tejido conectivo  - también llamado conjuntivo - compuesto por fibras entrelazadas en su mayor parte de colágeno y también de elastina que le proporcionan esa resistencia y elasticidad a la piel.

Estas fibras están embebidas en una sustancia o matriz tipo gel constituida por diferentes componentes, entre ellos agua y proteínas.

En la dermis hay también vasos sanguíneos, linfáticos y terminaciones nerviosas.

Por debajo se encuentra la hipodermis o tejido subcutáneo en la que también hay vasos sanguíneos, está formada por tejido conectivo y tejido adiposo o células grasas. Las células grasas estás separadas por tabiques de tejido conectivo fibroso compuesto en gran medida por colágeno y elastina.


Estos tabiques en la mujer están dispuestos perpendicularmente a la superficie de la epidermis por lo que cuando pierden elasticidad, se vuelven demasiado rígidos, o sufren alteraciones pierden su función de sostén y elasticidad y se generan tensiones en los puntos de unión, esto hace que se formen esas desigualdades o diferencias de nivel en la epidermis y es lo que provoca visualmente la celulitis. 



¿Y qué factores pueden dañar la estructura de estos tabiques?

Engordar

Cuando subes de peso tus células grasas aumentan de volumen por lo que se acentúan las tensiones que el tejido subcutáneo tiene que soportar. 

Por un lado los tabiques tienden a tirar hacia abajo para mantener el sostén de la piel, tienen cierta elasticidad para poder acomodarse a las variaciones pero hasta un límite, por lo que si se tensan demasiado llega un momento que no pueden adaptarse. 

A la vez las células grasas que cada vez son más voluminosas tienden a hacer presión hacia arriba, por lo que estas diferencias de presión, unas hacia arriba y otras hacia abajo ocasionan esa apariencia irregular que adquiere una piel con celulitis. 


Los hombres suelen padecer menos celulitis porque la estructura de los tabiques fibrosos en lugar de disponerse perpendicular a la superficie de la piel lo hacen de forma cruzada y aunque se acumule grasa no se generan esas variaciones de tensión tan acusadas por lo que la piel no adquiere esas irregularidades típicas de la celulitis.

Además la piel de los hombres es más gruesa que la de las mujeres, esto hace que tenga mayor firmeza y sea menos propensa a desarrollar celulitis. 

Variaciones de peso

En las personas con celulitis los tabiques fibrosos están dañados, o bien han perdido elasticidad y son más rígidos o son más finos y frágiles y están debilitados.


Procura mantener un peso estable y no andar subiendo y bajando ya que esas variaciones de volumen dañan el tejido conectivo que tiene que acomodarse a los continuos cambios y cada vez su estructura se vuelve más frágil y es más fácil que aparezca celulitis. 

Los estrógenos

Los estrógenos llamadas hormonas femeninas porque en la mujer se encuentran en mayor proporción dañan el tejido conectivo.


Además los estrógenos son vasodilatadores lo que hace que aumente la permeabilidad vascular saliendo líquido al medio exterior y provocando daño.

Una mala circulación

Una alteración en la circulación de los capilares sanguíneos conduce a un aumento de la permeabilidad vascular produciendo edema y dilatación y provocando deterioro tanto en los tabiques de tejido conectivo como en las zonas circundantes lo que agrava la celulitis.




¿Qué remedios caseros para la celulitis puedes aplicar?


Come sano


Aunque no existe una dieta anticelulitis específica, comer sano es el primer paso para combatir la celulitis.

Come alimentos frescos, ricos en fibra, con alta densidad nutricional y baja densidad calórica.

Este tipo de alimentos te aportan los nutrientes necesarios para gozar de una buena salud además al tener pocas calorías te permiten mantener un peso saludable, lo que es importante porque como has visto antes un aumento de peso es un factor que favorece la aparición de la celulitis.

Los alimentos con estas características son las frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

Si quieres saber con más detalle qué es el concepto de densidad nutricional y cómo es una alimentación saludable para ganar salud y perder peso puedes ver la guía de alimentación saludable en donde lo explico.

La adiponectina es una hormona producida por las células grasas. Se ha visto que en las mujeres con celulitis hay una menor expresión de adiponectina, parece ser que la adiponectina es un factor protector. 

Una dieta basada en alimentos de origen vegetal en la que se consume fruta, verduras, cereales integrales y alimentos ricos en magnesio como por ejemplo el cacao que es muy rico en magnesio disminuye y mejora la celulitis ya que este tipo de alimentación aumenta los niveles de adiponectina, mientras que las dietas ricas en grasas saturadas se relacionan con una reducción de los niveles de adiponectina lo que agrava la celulitis. 


Las mujeres con celulitis con frecuencia tienen los capilares debilitados lo que favorece la formación de la celulitis. Unos capilares fuertes mejoran la microcirculación y reduce la tendencia a la aparición de celulitis.

Toma alimentos ricos en vitamina C como los cítricos (naranjas, pomelos...), pimientos, brócoli, coles de Bruselas, coliflor.



La vitamina C protege el endotelio vascular lo que repercute positivamente en la circulación y en la celulitis. 

Además la vitamina C participa en la síntesis de colágeno y favorece su formación otro factor más que contribuye a tu lucha contra la celulitis ya que como has visto antes el colágeno es esencial para la integridad de los tabiques del tejido conectivo. 

Toma alimentos ricos en polifenoles, mejoran la función endotelial y el flujo sanguíneo y por tanto combaten la celulitis.




Entre los alimentos ricos en polifenoles que tienen efectos en humanos están el cacao, bayas, té, tomates, la soja y la granada.

Los polifenoles además de ayudarte a combatir la celulitis te ofrecen protección frente al cáncer.

Todos los días tomo cacao en polvo desgrasado y sin azúcar, lo mezclo con yogur y también lo añado a leches vegetales, lo uso también para postres. Si es puro, sin azúcar y desgrasado, tiene excelentes propiedades y no engorda.


Si quieres saber más sobre las propiedades del cacao puedes ver la entrada Helado saludable y ligero de cerezas, moras y cacao.

Otro de mis imprescindibles diarios es el té verde. El Té Verde Sencha orgánico es de los que mejores propiedades tienen. 


Si te interesa descubrir más propiedades del té verde puedes ver la entrada Bebida refrescante de sandía y té verde

Evita los alimentos procesados, como la bollería industrial o los platos precocinados, están cargados de grandes cantidades de sal, grasas nada saludables como las trans y azúcares. Este tipo de alimentos no te aportan ningún nutriente y además son muy calóricos y te hacen engordar.




Haz ejercicio


Para obtener los mejores resultados debes practicar tanto ejercicios cardiovasculares como ejercicios de tonificación enfocados en trabajar las zonas del cuerpo en las que hay celulitis.

Los ejercicios cardio son importantes porque te hacen quemar calorías, activan tu metabolismo, mejoran tu circulación e impulsan la respiración profunda al hacer trabajar el sistema cardiorrespiratorio.


El ejercicio de tonificación muscular moldea, esculpe tu silueta y reafirma tu tejido muscular. Si el músculo tiene un buen tono, da una mayor firmeza a la piel y la celulitis se percibe menos. 

El deporte además disminuye los niveles de estrógenos lo que ejerce una acción beneficiosa sobre la celulitis. 

Puedes realizar el entrenamiento Ejercicios cardio intensos para adelgazar, glúteos y piernas de acero. Este entrenamiento es muy bueno porque combina el componente cardio con el de tonificación muscular de glúteos y piernas, combatiendo doblemente la celulitis. 

También puedes hacer entrenamientos en intervalos de alta intensidad que son muy efectivos para quemar grasa, acelerar tu metabolismo y conseguir una buena condición cardio respiratoria, puedes realizar por ejemplo éste

Para reafirmar y combatir de manera localizada la celulitis de glúteos y piernas puedes realizar  Ejercicios para eliminar la celulitis en glúteos y piernas

O este otro que tonifica y combate la celulitis de piernas, glúteos y abdomen.

Para la celulitis de los glúteos puedes hacer Glúteos firmes y tonificados.


Cepillado de la piel

Mantén la piel en buen estado realizando un cepillado de la piel en seco. El cepillado ayuda a eliminar las células muertas y mejora la textura y calidad de la piel y estimula la microcirculación con lo que la celulitis mejora.

Lo mejor para realizar el cepillado es hacerlo con un cepillo de cerdas suaves para no dañar la piel y de mango largo para poder acceder bien a las diferentes partes del cuerpo.




El cepillado debe hacerse de abajo hacia arriba, debe ser siempre en sentido ascendente para mejorar la circulación.

Empieza cepillando las plantas de los pies hacia el talón y desde el talón hacia arriba en barridos largos y ascendentes hacia pantorrillas muslos y glúteos.

Puedes alternar los movimientos de barrido ascendente con movimientos circulares también ascendentes e incide en las partes en las que tengas más celulitis.

Después puedes pasar a la parte superior del cuerpo yendo desde la punta de las manos hacia los hombros y haz lo mismo por el lado reverso desde el extremo de las manos hasta las axilas.

A continuación pasa a la zona del abdomen, torso y espalda con movimientos de barrido hacia arriba y también circulares en sentido ascendente.

Realiza el cepillado de manera vigorosa pero no te excedas ya que puedes dañar la piel. Puedes terminar con la piel con un ligero tono rosado debido al cepillado pero de ninguna manera te cepilles hasta el punto de que quede enrojecida o irritada.

Con unos 5 minutos que le dediques al cepillado es suficiente.

Realiza un automasaje

El automasaje es un complemento al cepillado con él mejoras la circulación sanguínea y trabajas las zonas afectadas por la celulitis aumentando el tono y mejorando el aspecto.

La forma más sencilla de realizar el automasaje es con una crema para facilitar el masaje, puedes aplicarte una crema anticelulítica para atajar más eficazmente la celulitis.

Las cremas anticelulíticas por sí solas no van a hacer que elimines la celulitis pero pueden ayudarte y complementar el tratamiento para combatirla.




Aplica siempre el masaje de abajo hacia arriba con movimientos ascendentes, con la palma de la mano aprieta y levanta, también puedes hacer movimientos de presión de manera que coloques las dos palmas de la mano alrededor de la zona que vas a masajear y giras con una mano hacia delante y con la otra hacia atrás en direcciones opuestas.


El masaje debe ser enérgico pero no debe doler.

Si lo prefieres puedes usar un aparato Masajeador anticelulítico profesional que realice el trabajo por ti.

Respira profundo

La linfa o circulación secundaria, no tiene un mecanismo de bombeo propio.

El diafragma que es la capa de músculos y tendones que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal, es una bomba linfática.




Durante la respiración profunda los movimientos del diafragma permiten que la linfa fluya con normalidad y ayuda al flujo en las extremidades inferiores lo que resulta beneficioso para la celulitis porque su estancamiento favorece su formación.

Respira profunda y conscientemente al menos durante 5 minutos al día. Puedes seguir la guía Respira conscientemente y relájate. 



Controla tu estrés

El estrés crónico te hace engordar al aumentar los niveles de cortisol, hormona lipogénica que hace que acumules grasa.

Además el estrés también te induce a comer demasiado debido a que la comida tiene un efecto ansiolítico y te calma.



Todo ello repercute negativamente ya que acumular grasa favorece el desarrollo de la celulitis. 

Para relajarte y reducir tu estrés puedes hacer Savasana o postura de relajación. También puedes hacer estos sencillos ejercicios de yoga para el estrés y la ansiedad.


Evita las malas posturas

No pases demasiadas horas de pie en la misma postura o sentada, evita cruzar las piernas, procura no llevar ropa ajustada o zapatos estrechos y de tacón ya que dificultan la circulación y empeoran la celulitis.



Realiza actividades que mejoren tu circulación

Eleva tus piernas al menos 5 minutos al día para facilitar el retorno venoso. Acuéstate con la espalda en el suelo y eleva las piernas contra una pared, si te resulta más cómodo, puedes flexionarlas y ponerlas sobre una silla, el sofá o la cama, de paso, aprovecha para relajarte y respirar profundamente. 



Si puedes da paseos por la playa, la arena realiza un masaje en tus pies que activa tu circulación, también es muy bueno para mejorar el tono y para la circulación dejar que las olas rompan en tus piernas mientras caminas. 

Si no puedes pasear por la playa puedes hacerte un masaje colocando una pelota debajo de la planta del pie, hazla rodar hacia delante y hacia atrás, primero con un pie y luego con el otro. 




No siempre es posible eliminar por completo la celulitis, depende del grado de afectación y de características individuales como las genéticas. 

Además, la celulitis es algo propio de la mujer debido a que las hormonas femeninas y la disposición de los tabiques de tejido conectivo favorecen su aparición, pero lo que siempre se puede es mejorar mucho su apariencia siguiendo las indicaciones que te he contado.

Está bien querer tener buen aspecto y cuidarse, pero si tienes algo de celulitis no te obsesiones, la perfección no existe y la gran mayoría de las mujeres tenemos algo de celulitis en mayor o menor grado.

Por una vida de equilibrio.

Imágenes cortesía de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario